Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales, nuevo presidente del Joventut: "Cuando tengamos el suelo de hormigón armado seremos ambiciosos"

El nuevo presidente del Club Joventut de Badalona, Juan Antonio Morales, ha señalado este jueves que el club empezará a ser "ambicioso" en cuanto se tenga "el suelo de hormigón armado" y ha asegurado el futuro de un club que acumula, pese a la reducción en los últimos tiempos de mandato de Jordi Villacampa, un total de 2,4 millones de euros de deuda.
"Cuando tengamos el suelo de hormigón armado empezaremos a ser ambiciosos y a retener más tiempo al talento de la casa, con talento de fuera con mayor calidad. En cuanto tengamos la estabilidad, que no quepa la duda que intentaremos luchar por ir a Europa", aseguró Morales ante los medios de comunicación en un desayuno informativo en el Olímpic.
En cuanto al bien más preciado por el club, la cantera, Morales recordó la meta que caracteriza a la Penya. "El objetivo es crear jugadores ACB, especialmente para el primer equipo. Se trata de trabajar con los jugadores de la cantera para que sigan más años en el club. Todo depende de muchísimas cosas", apuntó al respecto.
A nivel económico, el exjugador verdinegro señaló la intención de alcanzar 5 millones de euros vía nuevos ingresos. "Trabajo comercial, tenemos que vender más. La semana que viene esperamos tener cerrado un departamento comercial y la idea es vendernos en patrocinio y asientos, además de ingresos extraordinarios como venta de jugadores", concretó.
El sucesor de Villacampa, que cesó en sus funciones el pasado martes, apuntó además la fuerte apuesta que tiene en mente por el baloncesto femenino. "No descarto un equipo en Liga Femenina aunque no compraremos una plaza. Somos conscientes que la locomotora es el primer equipo y ya cruzaremos ese puente cuando lleguemos al río", confesó.
"Tenemos la crisis de los que no tienen mecenas. Los aficionados que han venido al pabellón se lo han pasado bien esta temporada y seguiremos vendiendo baloncesto ACB, así como qué es la Penya. Han habido muchas jornadas que hemos estado en zona de descenso y no ha habido nada de nervios", añadió en cuanto a la situación deportiva en esta temporada.
En cuanto a la relación con la ciudad y el impacto de la marca Penya, Morales destacó que se tratará para "solucionar los agravios" que se acumulan con los ciudadanos. "Queremos que el baloncesto de Badalona nos vea como unos aliados y que la población sienta el Joventut como algo suyo", realzó.
La posibilidad de intentar que el club vuelva a tener ingresos por razones extradeportivas, como conciertos en el Olímpic, también es una gestión que marcará la ruta a seguir. "Estamos en fase de desbloqueo. En este pabellón se han celebrado grandes actos y la idea es volver a entrar en el mercado", afirmó.
En esa misma línea, la celebración de una Copa del Rey en Badalona no se plantea por el momento. "Vamos a andar antes de correr. Primero debemos ordenar la casa y a partir de aquí hablar con el Ayuntamiento. Debemos ser realistas", remarcó el mandatario verdinegro.
Pensando en la próxima temporada, Morales recordó que todavía es pronto para pensar en ello. "Somos un club ambicioso pero nosotros fichamos al final. Vamos a acabar la temporada y ver cuál es el proyecto cuando llegue nuestro momento", concluyó.