Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Germán Gabriel se retira confesando que llegó a "odiar" el baloncesto

El ala-pívot español Germán Gabriel ha anunciado este viernes su retirada a los 35 años y después de 18 temporadas en la élite, a través de una emotiva carta de despedida donde reconoce que llegó a "odiar" el baloncesto, hasta que se dio cuenta de que "es una pasión obsesiva" que le acompañará el resto de su vida.
"He llegado a odiar tanto a este deporte que me he dado cuenta que en realidad era un sentimiento mal definido por mi parte, ya que cuando te entregas en cuerpo y alma a algo que amas, se mete tan dentro de ti que se convierte en una pasión obsesiva, la cual me acompañará el resto de mis días", explicó Gabriel en su texto.
Integrante de la generación de los 'juniors de oro' junto con Pau Gasol o Juan Carlos Navarro, el pívot, venezolano de nacimiento y criado en Málaga, se formó en las categorías inferiores del Unicaja, donde debutó como profesional. Además, en España también vistió las camisetas de Estudiantes, Bilbao, Girona y Ourense.
A lo largo de su carrera, el interior también jugó con el Marinos de Anzoátegui venezolano, así como 20 partidos la selección española absoluta, con la que se colgó la medalla de bronce en el Eurobasket 2013 de Eslovenia.
"Por cierto, un detalle. No me dejo de vestir de corto, no me alejo de las pistas, no dejo de ver baloncesto, no dejo de viajar. Por estas y más razones considero que, más que una retirada, es simplemente un cambio de punto de vista. Un pivote vamos", se despidió con humor Gabriel, que también repartió agradecimientos a familia, amigos, compañeros y técnicos.