Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baskonia ya es matemáticamente equipo de 'play-offs' de la Euroliga

Saski Baskonia certificó de forma matemática este miércoles su clasificación para los 'play-offs' de la Euroliga gracias a la victoria del CSKA de Moscú ante Darussafaka Dogus Istambul (95-85), que sumada a la que el equipo vitoriano logró ayer ante Brose Bamberg (71-96) y a falta de tres jornadas para que finalice la fase regular, metió al equipo de Sito Alonso en los cuartos de final de la competición continental por undécima vez en su historia.
La 27ª jornada de la Euroliga abría la posibilidad a los baskonistas de alcanzar el 'play-off' de forma matemática, pero para ello, además de su propia victoria, debían darse tres combinaciones en el resto de enfrentamientos. Este martes Zalgiris cayó derrotado ante el Efes y el Panathinaikos ganó a Emporio Armani, con lo que se cumplieron dos de las tres condiciones requeridas. Solo un día después, el equipo de la capital rusa completó la clasificación del conjunto vasco ganando a Darussafaka.
Será la undécima vez en su historia que Baskonia entre en los 'play-offs' de una competición que nunca ha logrado ganar, pero donde hasta en dos ocasiones han sido subcampeones. La primera vez que llegó a la final fue en la temporada 2000/01, con Dusko Ivanovic en el banquillo, y cayó ante el Virtus Bolonia italiano. La última vez que el equipo azulgrana rozó el título europeo fue en el curso 2004/05 en una final a partido único donde perdieron frente al Maccabi de Tel Aviv (90-78).
La buena racha actual de cuatro victorias consecutivas en la Euroliga, donde vienen de ganar a Bamberg, CSKA, Fenerbahce y Emporio Armani, ha dado alas a los de Sito Alonso, que se han afianzado en la quinta plaza y lucharán en las tres últimas jornadas de la fase regular por meterse en el cuarto lugar y mantener las buenas sensaciones de cara a levantar la Euroliga por primera vez en su historia.