Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bartzokas: "No nos rendiremos y seguiremos luchando"

El entrenador del FC Barcelona Lassa, Georgios Bartzokas, ha asegurado que pese a la derrota ante el Panathinaikos y haber quedado a dos victorias de los 'play-offs', sumado a las últimas bajas de Oleson y Renfroe, no se van a rendir sino que lucharán hasta el final por estar en la siguiente fase, para lo que es vital ganar este viernes al Baskonia en el Palau Blaugrana, donde el equipo está mucho mejor que a domicilio.
"Algunos equipos se quejan de que han perdido uno o dos jugadores, nosotros hemos perdido más de diez. Pero no buscamos excusas, somos el Barça y tenemos que ganar cada partido y luchar sea como sea tengamos lesiones o no. Debemos seguir siendo positivos, igual que los jugadores, para superar esta situación y luchar y centrarnos en el siguiente partido. No nos rendiremos y seguiremos luchando", asestó en rueda de prensa.
Para ello deben no obstante encontrar "estabilidad y consistencia", una de las claves en los equipos que les está yendo bien. "Tenemos que seguir siendo positivos, ir a por la victoria mañana. Hemos tenido partidos igualados contra Baskonia, en el Palau y en Vitoria, pero cada partido es una historia diferente. Cada detalle tiene importancia en el partido. Intentaremos ser decisivos e ir a por la victoria", recalcó.
"Baskonia viene de dos derrotas seguidas pero hablamos de un gran equipo con mucho talento, con jugadores que han jugado bien en la NBA. Espero que jugarán mejor y que compitarán duro en el Palau. Tenemos problemas, seguimos buscando estabilidad, no la hemos encontrado, y tenemos que prepararnos para un ritmo duro, tendremos que poner nuestras normas en la pista, ofensiva y defensivamente, ir más fuerte al rebote y jugar fuerte y juntos porque necesitamos esta victoria", destacó.
"Cuando los doctores vienen a mí tengo miedo, seguro que es algo malo. Es una situación muy rara, algo que no he visto en mi vida el tener 10-11 lesiones al inicio de temporada. Pero no es sólo eso, al inicio y durante la temporada todo nuestro juego creativo ha estado lesionado excepto Markus Eriksson. Hay lesiones de un mes y otras de nueve, y es muy difícil encontrar química y hace que haya más pérdidas, cuesta reintegrar a los jugadores y que encuentren su buena forma", señaló sobre las lesiones.
Con las últimas de Oleson y Renfroe, fuera unas 5 y 8 semanas respectivamente, señaló que no puede tener quejas de sus jugadores por si juegan "mejor o peor". "Nos falta confianza, que se gana entreno a entreno, partido a partido. Estamos perdiendo confianza porque estamos perdiendo jugadores, no quiero usarlo como excusa pero ganas química en los entrenamientos de alta intensidad, y por mi experiencia sé que cada vez que vuelve un jugador la confianza sube, pero cuando pierdes un jugador baja", reconoció.
Además, sin esa continuidad aseguró que es complicado afrontar las salidas. "En este nuevo formato, en cada salida no hay un rival fácil contra el que sentirse cómodo. Panathinaikos tiene un 9-1 en su casa, es muy difícil jugar allí. Y perdimos 21 pelotas, si hubiéramos perdido menos balones podríamos haber ganado. Lo seguimos intentando, tenemos jugadores ganadores, fuertes mentalmente, pero estamos perdiendo la confianza porque perdemos muchos jugadores y no podemos encontrar constancia, no tenemos un mismo equipo para uno, dos o tres partidos seguidos", lamentó.
Ante esta situación no descarta pedir al club un nuevo esfuerzo pensando en otra incorporación. "No es decisión mía, tendremos que hablar con los directivos, pero tendríamos que avaluar ir al mercado y buscar porque tenemos dos jugadores menos en la zona de creación. Debemos mirar el mercado", señaló.
Y, en este sentido, no lamentó las ciertas dudas que pueda haber en la afición en cuanto a estar en los 'play-offs'. "La reacción en los medios y los aficionados es normal. Mi actitud es la de ser positivo, claro que necesitamos el apoyo de la afición y crear un ambiente caliente en el Palau. Me quedo en 'shock' cuando pierdo otro jugador, pero segundos después ya no y pienso en cómo apoyar a mis jugadores, no puedo quejarme de ellos porque no hemos estado juntos desde el inicio y por eso sufrimos", argumentó.
"Pero estamos a mitad de temporada, solo han pasado cuatro meses desde que empezamos. Debemos esperar que vuelvan los lesionados y poder competir juntos al más alto nivel. A veces estoy bajo presión y estrés pero debo calmarme y controlar mis emociones, debemos seguir positivos y juntos como equipo y competir hasta el final", concluyó.