Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autobús de los ultras del Deportivo paró varias veces para recoger a más violentos

El dispositivo policial para partidos de riesgo medio o alto implica, entre otras cosas, controles de carretera a 50 kilómetros de la ciudad del partido. Como el Atlético de Madrid - Deportivo de la Coruña había sido catalogado de bajo riesgo, el autobús de los Riazor Blues pudo hacer los más de 600 kilómetros desde La Coruña sin ningún problema. No sólo, eso. Hasta dos veces se detuvo el vehículo para recoger a otros ultras.