Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Villarreal se juega ante el Astana pasar a la fase de grupos de la Europa League

El Villarreal de Marcelino comienza la eliminatoria en la que luchará por un puesto en la fase de grupos de la Europa League ante el Astana, equipo kazajo que ha superado las tres primeras rondas de clasificación.

El Villarreal comienza esta semana su periplo en Europa. Los de Marcelino se juegan estar en el sorteo de la fase de grupos de la Europa League del 29 de agosto ante el Astana en una eliminatoria a doble partido. El primero de ellos se disputará el jueves 21 de agosto en Kazajistán y los podrás ver en directo en Cuatro y Mitele.es a las 17:00 h.
El conjunto amarillo llega al trascendental choque en el que se juega su temporada europea sin conocer la derrota en la pretemporada. Venció al Reus en su primer partido del verano (0-2), cosechó el único empate ante el Elche (1-1) y luego, el resto de encuentros los cuenta por victorias: Middlesbrough (0-2), Swansea (0-3), Sassuolo (4-2) y el último ante el Zaragoza (1-2).
Será el primer partido oficial que disputen las nuevas incorporaciones del Villarreal, que se ha hecho con los servicios de hasta siete jugadores: Asenjo, Cheryshev, Rukavina, Jonathan Dos Santos, Espinosa, Vietto y Víctor Ruíz. Para dejar una plantilla equilibrada han tenido el mismo número de bajas: Óliver, Perbet, Edu Ramos, Lejeune, Pantic, Jonathan Pereira y Aquino.
Por su parte, su rival kazajo viene de superar las tres primeras fases de clasificación con autoridad. En la primera ronda dejó por el camino al Pyunik armenio con un global de 6-1, en la segunda al Hapoel de Tel Aviv con un global de 3-1 y en la tercera al AIK Solna sueco con un global de 4-1. Le toca al Villareal ser su verdugo para asegurarse un puesto en Europa.