Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Villarato europeo?

El Stuttgart reclama dos penaltis. Piqué interceptó con la mano un centro de Pogrebnyak y Márquez derribó a Gebhart con un codazo. Kuipers no señaló pena máxima en ninguna de las dos ocasiones
Los jugadores del Stuttgart protestaron de forma ostensible dos penaltis: uno de Gerard Pique en el minuto 28 y otro de Rafa Márquez, en el 41. El colegiado holandés Bjorn Kuipers no señaló ninguno de los dos.
La primera jugada se produjo en la parte derecha del ataque del cuadro alemán. Pogrebnyak se internó en el área y su centro fue claramente interceptado por la mano de Piqué. Varios futbolistas del Stuttgart reclamaron la pena máxima e incluso pidieron a Kuipers que consultara a su asistente. El holandés no le preguntó a su auxiliar e hizo gestos en los que indicaba que el central blaugrana tenía la mano pegada al cuerpo. En ese momento el partido iba 1-0.