Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres sabrá en horas si ha de volver al quirófano

El ariete del Liverpool sigue en Barcelona bajo el control del doctor Cugat, que le sacó líquido de la rodilla. La duda es si la complicación en el menisco es consecuencia de un golpe o si hay que operarle otra vez
Torres sabrá en las próximas horas si tiene que pasar de nuevo por el quirófano para superar las molestias que arrastra en su rodilla derecha, de la que el doctor Cugat, que le operó de menisco el pasado 16 de enero, le ha sacado líquido. Según el médico catalán, "en circunstancias normales, Torres podría estar listo para jugar contra el Atlético la próxima semana". Parece una declaración positiva, pero pocos repararon ayer en la primera parte del parte facultativo: "En circunstancias normales".
En realidad, lo que ha hecho el médico ha sido curarse en salud. Porque mientras que su declaración pública es la que es, los informes que llegan a la Federación no son tan claros. El jugador internacional podría pasar de nuevo por el quirófano si la bursitis que le ha provocado la acumulación de líquido en la rodilla no es consecuencia de un golpe (el que sufrió contra el Benfica) sino de la operación que ya sufrió en enero. El caso es que el futbolista no está cómodo. La bursitis puede provocar dolores, aumento de la sensibilidad localizada y limitaciones en el movimiento.