Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sevilla, de pasea por Europa

Magnífico partido de los de Jiménez ante el Stuttgart al que vencieron por 1-3 y su pase a la siguiente fase, es casi un hecho
El Sevilla venció ayer por 1-3 al Stuttgart en partido de Liga de Campeones. Tras el encuentro, Manolo Jiménez, técnico sevillist aafirmaba que habían ganado "con sufrmiento" y concluía que, en cualquier caso, estaba "muy satisfecho de todos sus jugadores incluidos los canteranos".
Squillaci, imán en su cabeza, hizo volar en Stuttgart al Sevilla, que ganó con estilo alemán, fútbol rocoso y despliegue, y dejó cerrado virtualmente su pase a octavos de final. Lo hará como primero de grupo. Se esperaba, pero no que lo consiguiera tan rápido. Lo que pasa es que el Sevilla ha cogido el atajo, ha ganado sus tres partidos y ha marcado nueve goles. Nadie discute su contundencia. Tampoco su fútbol eficaz por encima de todo y alguna decisión inteligente de su entrenador. Jiménez sufrió en la primera parte porque aunque el Sevilla se metió en el vestuario con 0-1, estaba descontrolado. Zokora, exuberante, aparecía en todos lados, pero le faltaban socios. Jiménez se acordó de Duscher y, como Luis Fabiano estaba algo tocado, quitó al brasileño. Con el cambio, le echó el candado al partido.
Puede decirse que al Sevilla esta vez sólo le faltó Kanouté, que desperdició dos balones clarísimos para sellar una goleada histórica que ya no sorprende después del 1-4 de Glasgow y otras gestas que no están lejanas en el tiempo.
Más información en As.com