Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sevilla apea al Barcelona de la eliminatoria

Ibrahimovic, desconsoladoCUATRO
El Sevilla echa al campeón en un partido memorable de Copa. Palop, héroe en el Pizjuán. Guardiola cayó con todo. Al gran Navas le birlaron dos goles
El manto mágico que le rodeó en 2009 voló anoche en el Pizjuán, pero el Barça de las seis Copas se fue de Nervión a lo campeón, infundiendo un respeto reverencial. Sevilla, Sevilla tuvo que ser, vio caer al hexacampeón, que ya no podrá repetir su gesta. No se le deben poner peros. Guardiola honró la competición alineando a sus once mejores jugadores. Posiblemente recordó cómo el club tiró su prestigio cuando decidió no presentarse al partido de vuelta de las semifinales de 2000 ante el Atlético de Madrid. Y sus once pupilos (sólo tiró de Bojan y Pedro al final) persiguieron una remontada épica bajo la lluvia, pero encontraron un Sevilla orgulloso y bravísimo que fue a buscarle desde el primer minuto. Que jugó un partido noble y valiente a pesar de sus terribles bajas. Que supo sufrir y ganar. Primero peleó el gol y lo tuvo a mano en un cabezazo de Romaric y una faltita inexistente de Negredo a Pinto (que acabó en gol de Navas). Luego, cuando vio que venía el tornado, defendió su guarida.