Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara Carbonero: "Cristiano siempre fue egoísta e individualista"

"No está deprimido, no ha ido a un psicólogo como se ha contado estos días. Ronaldo simpre ha sido así, egoísta e individualista en el campo y el Real Madrid ya le fichó así", ha reconocido en el programa de Ana Rosa Quintana.
La presentadora de Telecinco Sara Carbonero ha declarado hoy en el programa de Ana Rosa Quintana, en el que colabora, que Cristiano Ronaldo: "A Ronaldo no le pasa nada. No está deprimido, no ha ido a un psicólogo como se ha contado estos días a que le digan que se tiene que quitar la presión. Ronaldo simpre ha sido así, egoísta e individualista en el campo y el Real Madrid ya le fichó así".

En cuanto a la posibilidad de que Mourinho entrene a la selección portuguesa, Carbonero ha dicho: "El tema está zanjadísimo y no va a entrenar a Portugal a pesar de que como él dice tiene diez días de vacaciones y va a estar aquí entrenando con tres jugadores sin poder hacer nada. Está enfadado, sobretodo porque el Madrid no se ha reunido con Portugal y no entiende que ni se intente llegar a un acuerdo. Lo que más me gusta de Mourinho es que es un entrenador muy implicado en el vestuario, que se preocupa mucho de los jugadores en lo personal que es lo que le hacía falta al Real Madrid".
Por último, sobre la entrada de Thomas Ujfalusi a Leo Messi en el partido de ayer entre el Atlético y el Barcelona, ha reconocido: "Fue una entrada brutal porque cuando ves la repetición te das cuenta claramente de que fue a partirle el tobillo. Lo que más da que pensar es que sea Messi el lesionado, que no es cualquier jugador del Barça, es la mitad del Barça, y eso es lo que le hace pensar a Guardiola que van a por él. Me llamó mucho la atención lo que contó Guardiola después del partido, que nos pasó un poco la pelota a los periodistas diciéndonos que ahora éramos nosotros los que teníamos que criticar lo que había pasado dentro del campo".