Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reencuentro de Torres con el Calderón gracias a sus dos goles con el Liverpool

El juez de área corrigió al linier y dio un gol legal a los reds
En plena discusión sobre si los jueces de área son más un estorbo que una ventaja, anoche en Liverpool se despejó la duda: tienen una función y es necesaria. El primer gol del Liverpool no hubiera subido al marcador si Niujhis, que así se llama el juez de área que acertó, no hubiera corregido el error del linier, que anuló equivocadamente el tanto de Kuyt.
El linier entendió que el delantero holandés estaba en fuera de juego, pero Niujhis habló con el árbitro y le dijo que el holandés había rematado en situación legal. El árbitro principal, Kuipers, corrigió su primera decisión y otorgó el tanto.