Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recital de Messi frente al Valencia

Recital de Leo Messicuatro.com
El argentino marcó tres goles de mucha calidad y mete presión al Madrid
Estaba con ganas de ofrecer un recital Messi, pero no había manera de que le llegara la bola para ejecutar al rival. La idea de Emery tuvo lógica durante un buen rato, trasladó el nerviosismo a la grada y pudo tener premio durante varios lances del partido. Con una receta basada en la organización y el orden, el Valencia llegó a desesperar al equipo culé, cansado en elaborar el juego de manera minuciosa, como si de hormiguitas se tratasen, practicando al pie e intentando rizar el rizo una y otra vez. Pero no había manera. Es más, el Valencia supo maniatar a los catalanes, dejándolos sin aliento en cuatro o cinco ocasiones, cuando Alba (de cabeza y con la zurda), Pablo (en un par de ocasiones) y Silva se acercaron con mucho peligro a la meta culé, pero siempre sin acierto; luego, cuando la situación era más clara, los levantinos se estamparon ante Valdés (con 1-0 evitó que Zigic igualara), que sigue seduciendo a Del Bosque para Suráfrica.
Leyendo el arranque de la crónica, da la sensación de que el Barça (con ocho de La Masía de inicio) no apareció, pero no fue así. Con Guardiola en el palco, el equipo quería regalar un triunfo a su hinchada, aún eufórica tras la eliminación del Madrid de la Champions. Cosas de la vida. Con la lesión de Albelda (en su día recomendado por Cruyff para fichar por el Barça, junto con Aimar y Ayala), el Valencia pareció venirse abajo. Hasta ese momento, Banega manejaba con suficiencia y el Chori Domínguez se movía con comodidad, apoyado siempre por Alba (izquierda), Pablo (derecha) y Silva, por el eje.