Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Real Madrid no le perdonan su pobre imagen en su estreno

Se oyeron los primeros pitos tras su empate contra el Al Ittihad en la Peace Cup y es que se espera mucho más de este nuevo Real Madrid galáctico.
Del partido de ayer, poco que hablar, quizá destacar la ilusión casi infantil del capitán Raúl que pide a gritos su titularidad en el equipo y las ganas con las que vuelve Granero, recibido como una estrella más de este equipo que aún no despega.
Pellegrini lo tiene realmente complicado para organizar a este equipo y hay que reconocer que es demasiado pronto para sacar juicios de valor. De lo que sí se habló y mucho fue de que se espera con ansia que Kaká empiece a rodar y a organizar el ataque de este Real Madrid y que la llegada de Xabi Alonso está más cerca tras comprobar la desorganización del centro del campo madridista.
Ni Cristiano Ronaldo ni Benzemá fueron piezas claves ayer, apenas se les vieron y los detalles de calidad estuvieron realmente ausentes. A parte de Raúl y Granero, destacó Robben y algún destello de Sneijder, dos jugadores que apuntan a ser serios candidatos en la operación salida del equipo blanco.
Más información en As.com