Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Real Madrid 1 - Zurich 0: Victoria por la mínima y de milagro

Una vez más, el Real Madrid ganó haciendo lo justo ante un rival muy inferior y acaricia su pase a octavos con una exhibición muy pobre de juego. Cristiano Ronaldo reapareció unos minutos tras su lesión
Es fácil que público y crítica hayamos caído en una trampa. Cuando el Madrid golea le reprochamos el juego y cuando juega le exigimos más goles. Cansados de esperar la excelencia y obligados a la permanente comparación con el Barcelona, sólo practicamos el juicio severísimo, el casi todo o el casi nada. Y entonces concedemos más importancia a lo inservible que a lo útil. Que si el Madrid se diluye en las segundas partes, que si no remata los partidos...
No negaré la evidencia. El equipo tiene un problema de concentración que también pudiera ser físico. La prueba es que dejó abierto el partido contra el Zúrich, un rival menor, y el hecho es que no se alivió hasta el pitido final. Sin embargo también es de justicia valorar la primera parte y destacar algunas combinaciones prolongadas, primorosas si las hubiera firmado el Barça pero desesperantes cuando las protagoniza el Madrid. Conviene liberarse de ese prejuicio. No se puede ser directo y lo contrario, paciente e impaciente. También es posible jugar bien sin ser bajito.
Más información en As.com