Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ramos y Pepe alertaron a sus compañeros que el equipo estaba partido en dos

El Real Madrid ganó en su estreno pero no todo fue tan fácil como marcaba el resultado final. Líneas separadas, poco punch arriba y una afición que pitaba el juego del equipo. Los centrales, Ramos y Pepe, se encontraron muy solos y se hartaron de pedir cobertura a sus compañeros.