Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raikkonen demostró que la remontada es posible

Kimi le recuperó 18 puntos (como los 47 que pierde ahora Alonso) a Hamilton en 2007 en sólo siete carreras. Hay más casos: aunque sin ganar el título mundial, 'Schumi' restó 35 al asturiano en siete carreras de 2006
La remontada de Alonso es posible. Si analizamos la historia reciente de la Fórmula 1, nadie ha sido campeón desde una quinta posición en el Mundial a mitad de campeonato. Pero sí a distancias en puntos similares a las que ahora tiene el asturiano. El camino más cercano y parecido al del actual piloto de Ferrari es el que siguió Raikkonen en 2007. A siete grandes premios del final le separaban 18 puntos del líder Hamilton y era cuarto en el campeonato. Pero, con una última parte arrolladora, con tres victorias en los cuatro últimos grandes premios, consiguió ser campeón.
Eso sí, con la ayuda inestimable de la bronca descomunal en McLaren entre Alonso y Lewis y la mala gestión de Ron Dennis. Una guerra interna que recuerda a la que se ha montado este año en Red Bull. Es curioso, a sólo dos grandes premios del término del campeonato estaba a 17 puntos con una veintena en juego. Increíble. Esos 18 puntos (casi dos victorias) son equivalentes a los 47 actuales de distancia que tiene el piloto español con el nuevo sistema de tanteo. Fue una remontada inesperada y muy festejada en el equipo de Maranello.
Otra gran remontada fue la de Schumacher en 2006, aunque ésta sin el premio deseado. El alemán le recortó 35 puntos a Alonso en tan sólo siete carreras y llegó a empatarle a dos grandes premios del final. A Renault le quitaron el famoso 'Mass Damper' y una avería de motor en Monza fue la cima de aquella remontada. Sin embargo, una rotura posterior del motor del Ferrari en Japón dejó el título casi en las manos de Fernando.
La mayor remontada con el premio del título mundial fue la de James Hunt en 1976, cuarto empatado con el tercero, y que le llevó a recortar 35 puntos en siete carreras a Niki Lauda. Eso sí, el austriaco estuvo fuera dos pruebas después de su pavoroso accidente en Nurburgring. Y regresó mermado. Al final, el británico se adjudicó el título después de no respetar el pacto de retirada al que llegaron antes de la carrera de Japón.
Niki cumplió su parte al abandonar por el peligroso estado de la pista bajo un aguacero y los hombres de McLaren, no. La versión oficial dice que el entonces piloto de Ferrari se retiró por temor a un accidente. Lauda sí que le remontó 11,5 puntos en siete carreras a su compañero Prost en su última corona de 1985.
Otro ejemplo fue el de Nelson Piquet en 1981. El brasileño estaba segundo a 17 puntos de Carlos Reutemann después del GP de Gran Bretaña de aquel año. El triunfo por aquel entonces sólo se valoraba en nueve y, en sólo seis grandes premios, sumó 18 puntos más que su rival. No es fácil, pero los libros confirman que el sueño de Alonso no es una utopía.