Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa Nadal, el nuevo rey de Wimbledon

El español consigue su segundo título en Wimbledon después de arrollar al checo Tomas Berdych en tres sets
Aún con la resaca de la victoria de España en el Mundial, teníamos una nueva cita histórica en la pista Central del All England Club, donde Rafa Nadal se jugaba su segundo torneo Wimbledon, su cuarta final en este Grand Slam, frente al checo Tomas Berdych, decimotercero del mundo. Y Rafa no defraudó.
El manacorí necesito tan solo dos horas y trece minutos para arrollar a Berdych por 6-3, 7-5 y 6-4. Con una precisión casi de cirujano, Rafa apenas cometió errores, y consiguió los breaks cuando el partido lo necesitaba.
El número uno del mundo sigue sin perder un partido en la Centre Court desde que lo hiciera ante Federer en la ya lejana final del 2007. No falló en su inolvidable 2008, en el que protagonizó con éxito "el partido más bello de todos los tiempos". En la pasada edición, una tendinitis en sus rodillas le impidió lograr su sueño y fue finalmente Federer quién se llevó la victoria. Pero hoy se ha hecho justicia y Rafa Nadal, como él mismo ha anunciado, podrá colocar este nuevo trofeo "cerca de él, en su habitación, porque lo que ha conseguido hoy es más que un sueño"
Felicita al campeón de Wimbledon 2010