Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Problema Khedira: tiene un preacuerdo con el Bayern

Aunque el Madrid cree que el mediocentro terminará fichando
La sombra del Bayern de Múnich vuelve a entorpecer el mercado de fichajes del Madrid. La llegada de Sami Khedira se ha ralentizado porque el mediocentro del Stuttgart tiene un preacuerdo con el club muniqués para la temporada 2010-11 (cuando acaba su actual contrato) y su agente está usando esta carta para presionar al Madrid con el objetivo de disparar el salario del futbolista.
Jörg Neubauer, el representante de Metzelder y que ha ejercido como intermediario en el acuerdo de Raúl con el Schalke 04, le ha comunicado al Madrid que además del preacuerdo con el Bayern maneja varias ofertas importantes por Khedira, una de ellas del Chelsea.
La estrategia de Neubauer es conseguir que el sueldo del internacional alemán llegue a los siete millones de euros brutos anuales aprovechando que el pacto con el Bayern incluye una importante prima para el jugador por fichar, ya que llegaría a Múnich gratis.
La entidad blanca considera desorbitada esa cantidad y más cuando no cree que tenga problemas en llegar un acuerdo rápido con el Stuttgart aprovechando que el germano-tunecino puede negociar con quien quiera desde el próximo mes de enero sin contar con su actual club.
Contactos.
El propio club alemán volvió a reconocer ayer que mantiene conversaciones con el Madrid. Lo hizo su director deportivo, Juchen Schneider, en el periódico Sportmagazin: "Intentamos renovar a Sami hace meses pero no tuvimos éxito. Ahora es el Real Madrid el que oficialmente se ha dirigido a nosotros para mostrar su interés en un traspaso".
En esa coyuntura, el Madrid no quiere hipotecarse económicamente con el salario de Khedira (al que pretende realizar un contrato por seis años) y ha dado un paso adelante haciéndole saber a Neubauer que no quiere guerras con el Bayern y que debe anular el preacuerdo. No obstante, el Madrid mira con optimismo el caso y cree que Khedira entrará en razón en cuanto a su ficha y cumplirá su voluntad de convertirse en madridista...