Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Pellegrini le gusta el Madrid del tiqui-taca

El técnico chileno va a renunciar al mediocentro defensivo ante el Espanyol y apostará por la media creativa. Pellegrini encontró la fórmula ante el Deportivo con Granero, Xabi y Guti. La otra vez que jugaron los tres, ante el Espanyol en Barcelona, también funcionó a la perfección
Pellegrini ha encontrado el camino del tiqui-taca con el eje Granero-Xabi-Guti. El chileno dio con la tecla acertada, por accidente, en Riazor debido a las ocho bajas que tenía el Madrid. El Ingeniero ya tiene los cimientos de un centro del campo ideal, que repetirá frente al Espanyol.
El conjunto blanco firmó el 59% de posesión frente al Deportivo. El equipo defendió conservando la pelota, como le gusta a Pellegrini, y llegó al área rival con facilidad. ¿Conclusión? El equipo no se derrumba sin Lass. El francés se perdió el partido porque no se recuperó de una contusión en el talón derecho. Diarra, con un golpe en la rodilla derecha, y Gago, con una bursitis en el talón izquierdo, tampoco llegaron a tiempo. Por tercera vez en lo que va de temporada, el técnico madridista rechazó la idea del pivote defensivo (papel desempeñado por Lass, Diarra o Gago) y apostó por una media creativa. El Madrid jugó anteriormente con este sistema contra el Espanyol y el Almería.
Más en As.com