Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ozil: "No me dejan hablar del Madrid"

El Werder impone silencio a Ozil y exige 16 millones para dejarle salir.
La idea de que una de las estrellas del fútbol mundial, Mesut Ozil, se marche del Werder Bremen sin dejar un euro en caja la próxima temporada desquicia a la directiva alemana. El jugador tiene un acuerdo con el Madrid para la próxima temporada, como informó este periódico el pasado 2 de agosto, pero Mourinho dio el OK para cerrar su fichaje esta misma temporada. Al Werder no le queda otra que entrar a negociar con el club blanco, pero no está dispuesto a dejarle salir por menos de 16 millones.
AS estuvo ayer con el jugador en Bremen. Apareció a las 13:00 horas por el Weserstadion con dos horas y media de antelación respecto al horario fijado para el entrenamiento. Ozil, sorprendido por la visita, se limitó a seguir las instrucciones de su actual club. Saluda educadamente y muestra interés por la portada de este periódico, pero avisa: "No voy a dar entrevistas a nadie". ¿No se va a pronunciar sobre el interés de Mourinho ni siquiera? "No voy a hablar del Madrid ni de ningún otro club. No me dejan. Está todo dicho". ¿Por qué? "Lo siento, tengo que entrenar". Y el muchacho se fue a entrenar sin mostrar públicamente lo que todo el mundo comenta en Bremen, que está como loco por irse.
En el club alemán están cansados del asunto. "No hay nada. Siempre es lo mismo. ¿El Madrid o el Barça? ¿El United o el Chelsea? Ozil no se moverá del Werder", comenta Tino Polster, portavoz de la entidad alemana. ¿Si está tan feliz aquí por qué no renovó ya por el Werder? Silencio en la sala. Se rueda el culebrón Mesut Ozil. La entidad alemana quiere aprovechar la aparición del Barcelona y el Manchester United para presionar al jugador y coaccionar al Madrid. El Werder quiere morir matando.
Ayer por la tarde, la plantilla al completo tenía un acto promocional de Volkswagen. La compañía automovilística les regalaba el coche de la temporada 2010-11. El Werder no podía esconder a Ozil, un reclamo publicitario en toda regla. ¿Sabe que los madridistas ya le ven con la camiseta? Y con la ilusión de un niño con zapatos nuevos (en este caso, coche) se le escapó una sonrisa: "Me ven de blanco, pero tengo contrato aquí todavía...".