Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ousman Manneh, de huir de una dictadura con 16 años, a marcar 4 goles en 15 minutos

Werdercuatro.com

La situación social que se vive en Gambia hizo que este joven saliese de su país en busca de una oportunidad de vivir mejor. Así se dispuso y se marchó hasta llegar a Alemania. El fútbol le dio una tremenda oportunidad, ya que su forma de jugar llamaba la atención de los conocedores del deporte. El destacaba sobre el resto y por eso el Blumenthaler le dio la oportunidad de jugar con ellos y allí se destapó marcando más de un gol por partido de media. Esto hizo que el Werder Bremen se fijase en él y le diese la oportunidad de su vida, hasta conseguir debutar con el primer equipo.

Todo empezó en Gambia, donde nació Ousman. La situación en este país es muy crítica y miles de personas salen en busca de una oportunidad y una vida mejor. Pues este es el camino que siguió el joven jugador de Werder Bremen. Con tan solo 16 años, y sin ninguna compañía, decidió salir de allí. El problema en el país es causa la dictadura existente y sobre todo del líder, Yahva Jammeh.
De esta manera empieza la nueva vida de Ousman y se refugia en Alemania. Llego a Bremen después de un largo camino y allí se alojó en un centro de acogida para menores. Sus capacidades futbolísticas no tardaron en destacar sobre el resto de los niños Jugó en un equipo regional de la zona, el Blumenthaler  y sus marcar goleadoras, 15 goles en 12 partidos, hicieron que el Werder Bremen se fijase en él para su equipo de la cantera. A partir de ahí ha jugado en la tercera división alemana con el Werder Bremen hasta tener la oportunidad de jugar con el primer equipo.
El partido enfrentaba al Werder Bremen contra el Wilhelmshaven, y cuál fue la sorpresa para todos cuando Ousman, con tan solo 18 años, aparece sobre el terreno de juego en el minuto 74 para marcar nada más y nada menos que cuatro goles. Cuatro goles en apenas 15 minutos, cuatro goles que acercan de forma inexorable  a este joven a la máxima categoría del fútbol. Desde el Werder Bremen se muestran muy contentos con esta joven promesa y se habla de una mejora sustancial de su contrato próximamente.