Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Natalia Rodríguez, descalificada en 1.500 tras una gran carrera

Nuria Fernández animó a Natalia tras ser descalificada en 1.500.
Fue una simple reacción. Una reacción de Natalia Rodríguez que, en centésimas de segundo, sepultó entre broncas una medalla de oro y una temporada fantástica. La ley del atletismo. Era la final mundialista de 1.500, una carrera "perra, perrísima", como la describiría Nuria Fernández, también en esa jungla de codos y espinillas abiertas por clavos. Natalia Rodríguez, la joven mamá de Tarragona, era la gran favorita de la final. Pero una final de Mundial es un combate a última sangre.
Entre africanas y estadounidenses, Natalia tomó el bastón de mando a mediados de la última vuelta, con Nuria defendiendo la cuerda, al rececho de las medallas. En el penúltimo cambio, a la entrada de la última curva, Natalia se vio emparedada entre Gelete Burka y Maryam Tola-Jamal, de Bahrein, aunque de nacimiento tan etíope como Burka: especialistas en codazos y empujones que hielan la sangre y cierran el paso a las más valientes.