Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el hincha arrojado desde la grada: La escalofriante historia tras su asesinato conmociona a Argentina

Argentina está conmocionada por el asesinato de Emanuel Barbo, hincha de Belgrano, que ha muerto horas después de ser arrojado al vacío desde la grada del estadio Mario Kempes, en la ciudad de Córdoba.

Emanuel Barbo ha encontrado la muerte en un estadio de fútbol con sólo 22 años. La historia detrás de la brutal agresión que le ha arrebatado la vida está conomocionando al mundo entero. Las imágenes de su muerte son terribles: primero, una multitud lo golpea en la grada al confudirlo con un hincha del equipo rival (como si eso fuera un motivo para agredir a otro ser humano) hasta que lo acorralan contra la barandilla de uno de los vomitorios. Para escapar de la paliza multitudinaria, a Emanuel no le queda más remedio que encaramarse a la tribuna hasta que cae al vacío. El impacto es letal.
El origen de la agresión masiva es aún más estremecedor. En un momento dado, Emanuel reconoce en la grada a Oscar Gómez, quien habría matado a su hermano cuatro años antes en un accidente de tráfico. Emanuel increpa a Oscar y éste sería quien empieza a extender el rumor falso en la grada de que Emanuel es en realidad un hincha de Talleres, el eterno rival. Es ahí cuando se suman varios aficionados que nada tenían que ver con la discusión entre Gómez y Balbo y empiezan a agredir a este último hasta provocar el fatal desenlace.
En Argentina no dejan de preguntarse cómo es posible que una multitud que nada sabe sobre lo que estaba sucediendo realmente pueda sumarse a una agresión masiva solo por el rumor de que ese hincha defiende los colores del equipo rival. En el canal TyC Sports argentino han puesto como ejemplo el partido de la semana pasada entre Dortmund y Schalke 04 en el que una hincha del Borussia asiste al partido en el estadio rival sin ningún tipo de temor, rodeada de aficionados rivales.
Emanuel Barbo ha muerto por la locura con la que algunos viven el fútbol que, en realidad, poco o nada tienen que ver con el deporte. Pasadas varias horas del asesinato de Barbo, del que todo el mundo ha sido testigo, las autoridades argentinas han comunicado que ya hay cuatro detenidos. En el país sudamericano siguen consternados por la naturalidad con la que se ha vivido este brutal asesinato, que ni siquiera provocó la suspensión del partido.