Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho blinda a De Gea para evitar su marcha al Real Madrid

Mourinho De Geacuatro.com

Mourinho no quiere que De Gea abandone el Manchester United y menos que se vaya al Real Madrid. El portugués, según el diario británico The Sun, quiere poner encima de la mesa un nuevo contrato para el guardameta. El español añadiría un año más a su contrato, hasta 2020 y pasaría a cobrar 12 millones de euros por temporada. Se convertiría así en uno de los jugadores mejores pagados de la Premier League y se blindaría contra Florentino.

Después de que se frustrara el fichaje de De Gea por el Real Madrid tras el tardío fax entre ambos equipos, los blancos podrían seguir muy interesado por hacerse con los servicios del portero del Manchester United. El guardameta ha sufrido una especie de montaña rusa en el equipo inglés desde aquel verano, pero ahora con Mourinho está teniendo la misma importancia que antes.
Según informa el diario británico The Sun, el entrenador portugués quiere luchar por la continuidad del portero en el Manchester United. "El club está buscando ejercer su opción para extender el acuerdo de David. Se le dará un aumento de sueldo. Él ha sido consistentemente uno de los mejores porteros del mundo desde hace varios años. No debería haber ningún problema, pero hay clubes han estado olfateando a su alrededor desde hace algunos años" señala, según fuentes cercanas al club, el artículo del rotativo británico.
Mourinho quiere que De Gea renueve hasta 2020, un año más, y que pase a cobrar 12 millones de euros por temporada. Así se convertiría en uno de los jugadores mejor pagados de la Premier League y se blindaría en caso de que Florentino quisiera hacerse con los servicios del jugador. Además, la dificultad añadida que significaría la presencia del portugués en unas negociaciones entre ambos equipos.