Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así entrenan los 'Million Dollar Baby' de La Habana: niños boxeadores que sueñan con ayudar a su familia

El gimnasio es una vieja casa en ruinas en pleno centro de La Habana donde un ring improvisado con tablas y cuerdas encierra sueños. Los entrenadores, humildes, se entregan en cuerpo y alma a la tarea de mostrar a los niños un horizonte; primero, de compañerismo, de amor por el deporte; después, por qué no, un futuro en la élite del boxeo. Entrenan de lunes a viernes, a veces los sábados, casi una hora, en busca de ese sueño, que con cada golpe parece acercarse un poco más. El gran Teófilo Stevenson, estrella del boxeo cubano en los 50, o Guillermo Rigondeaux, el gran referente actual en la isla, son los nombres que admiran los pequeños. Tienen claro que el boxeo les puede dar una salida en la vida. “Ayudar a mi familia”, dicen cuando les preguntan por qué entrenan a diario.