Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi podría quedarse em el banquillo frente al Espanyol

El 1-2 del Madrid en Almería frena las rotaciones azulgrana, que sólo afectarían al argentino
El Barça siguió ayer el partido del Madrid en Almería en clave derbi con el Espanyol. De haber tropezado el Real, Guardiola habría introducido más de un cambio, y más de cuatro, en su once titular. Ya saben que el martes les espera el Inter en San Siro. Pero el triunfo madridista le obliga a pensar bien cómo encarar la visita al Espanyol, considerada por todos en Can Barça como la más peliaguda de las que le quedan por rendir por aquello de la rivalidad y la fortaleza blanquiazul ante su público.
No obstante, el técnico azulgrana medita empezar el partido con Leo Messi en el banquillo. Jugó ante Real Madrid y Deportivo y con la Champions a la vuelta de la esquina es más que probable que le dé descanso y lo utilice sólo si el envite se le pone cuesta arriba. El Espanyol acostumbra a rascar en sus partidos de máxima rivalidad y Guardiola lo sabe. Si Messi se queda fuera, Pedro, Bojan y Henry formarían el ataque del líder alimentados por Xavi, Busquets, Keita o Touré. En la zaga cabrían también varias combinaciones. Valdés, Alves y Maxwell parecen fijos en la puerta y los laterales pese a que Abidal tiene ya el alta médica como Ibrahimovic, que ayer se ejercitó con el grupo. Su vuelta, y quizá la del francés, se espera que sea en Milán. Las plazas del centro de la zaga están disputadas: Puyol, Piqué, Milito, Márquez e incluso Chygrynskiy podrían ser de la partida.