Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi, el protegido

Leo Messi hizo lo mismo que Cristiano sin ver la roja.
Partido de Liga. Jornada 18. 16 de enero de 2010. Camp Nou. Barça-Sevilla. Con el partido igualado a cero (acabó 4-0), Leo Messi inició un contragolpe. Marc Valiente, defensa sevillista criado en la cantera del Barça, salió a su encuentro. Por la espalda. Lo agarró una vez. Y otra. Y otra. Lo llevó agarrado unos metros. Messi se cansó del acoso y braceó hacia atrás, golpeando en el cuello de su perseguidor. Delgado Ferreiro, el árbitro de aquel partido, liquidó el asunto con tarjeta amarilla para Valiente. Justísima. Messi no recibió amonestación alguna por zafarse por la brava del defensor sevillista, al que golpeó... y ahí le duele (puede seguir la acción del argentino en AS.com). La jugada, por cierto, no apareció apenas por las televisiones. De aquel episodio sólo tuvimos la referencia inmediata, las imágenes del partido, cuando sucedió y la repetición.