Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mala jornada en Champions

CHAMPIONSCUATRO
El Madrid cayó derrotado ante un Milán en crisis y peor lo hizo el Atleti en Londres, que sufrió una goleada que le puede costar el puesto a Abel
De todo lo bueno que le pase al Milán este año (si es que le pasa) tendrá que estar agradecido al Real Madrid. Al Bernabéu llegó un equipo en ruinas y de allí salió uno rejuvenecido y pimpollo.
Todo sucedió, insisto, por obra y desgracia del Madrid. El Milán se movió con una lentitud geriátrica hasta que el anfitrión, en la segunda mitad, le fue entregando campo y argumentos. Y si las fuerzas están bajo sospecha, el talento no se discute. De manera que la proximidad al área de Casillas encendió la mecha y reactivó el asilo.
El marcador, en ese instante (a media hora del final), señalaba la victoria del Madrid por 1-0, gol de Raúl.Pero lo peor estaba por llegar, pues llegaron los miinutos de la locura. Empata el Milán (gol de Pirlo), se pone por delante (Pato), empata el Madrid (Drenthe) y finalmente Pato vuelve a rematar la faena con el 2-3 con el se llegó al final.
El Madrid parece sufrir una dependencia absoluta a Cristiano Ronaldo, al que van a recibir como el salvador de esta mini crisis de resultados que vive el equipo.
Chelsea 4 - Atlético de Madrid 0
El resultado lo dice todo. Abel está sentenciado. La versión oficial es que se sentará en el banquillo el sábado ante el Mallorca, pero lo cierto es que podría caer hoy mismo. Sinceramente, poco importa la fecha porque, una tirita más o menos, el final será el mismo, el 4-0 de Londres fue la muestra definitiva de que Abel no tiene soluciones para frenar la descomposición de este equipo.
Que el Chelsea era muy superior, lo sabía todo el mundo. Pero lo grave es que no necesitó hacer nada deslumbrante para meterle cuatro a Asenjo pese a cambiar al imparable Drogba por el titubeante Kalou, que falló lo humano y lo divino hasta que ya no tuvo más remedio que marcar un par de goles.
Ahora, toca pelear con el todopoderoso APOEL por ser terceros y entrar en la Europa League. Y Luis o el que venga descubrirá que sí, que Abel cometió errores, pero que el mal es más profundo: este Atleti es un equipo vulgar.
Más información en As.com