Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Madrid quiere poner la directa frente al Lyon

Con hambre de golCUATRO
Albiol por Garay, única novedad respecto al equipo de Jerez
Nadie admitirá en el Madrid que el resto de competiciones son un ensayo para la Champions, pero el simple recuento de las Ligas (31) en comparación con las nueve Copas de Europa nos señala dónde está la abundancia y dónde el hambre. Lo que urge al madridismo no es tanto ganar la Décima (número redondo y perfecto), como seguir ampliando la distancia con sus perseguidores, y pienso en los siete títulos del Milán, pero también en los tres del Barça. No peligra el trono, no preocupa eso: lo que aterra y moviliza es la posibilidad de que peligre algún día.
Pretendo fijar una exigencia histórica a la que hay que sumar una exigencia circunstancial: la final del Bernabéu. El Madrid comienza hoy una carrera que no admite escapatoria. Después de caer durante cinco temporadas en octavos, el objetivo pasa a ser obligación: ganar el torneo.