Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Madrid convence en el Bernabéu

La energía del Madrid desarboló a un viejo Milán. En sólo un minuto, entre el 12 y el 13, marcaron Cristiano y Özil. Ronaldinho fue una sombra.
El Milán fue mucho menos que la temporada pasada y el Real Madrid fue mucho más. Esperábamos un enemigo rejuvenecido por los fichajes y encontramos al mismo adversario pero con un año más; y se notan mucho los años a determinadas edades. La única pena, de existir alguna, es que el Madrid dejó pasar la ocasión de devolver aquella manita ochentera que todavía escuece. Si fue por no abusar, se reconoce la galantería, aunque no se comparte.
El meollo del partido se desarrolló en un minuto, entre el 12 y el 13. En ese intervalo el Madrid marcó dos goles y colocó el partido en un escenario inesperado. Nadie imaginaba algo así, pero menos que nadie el propio Madrid, que había previsto más trabajo y más minutos para alcanzar ese resultado. El desconcierto que siguió ante tanto tiempo libre, la duda entre proseguir con el ataque o guardar la ropa, fue lo que aprovechó el Milán para adueñarse del partido durante la primera mitad.
Más en As.com