Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Madrid buscará la tranquilidad hoy y el Atleti, casi un milagro

RonaldinhoCUATRO
Ronaldinho avisa al Madrid que 'no ha venido a poner el pie en el césed del Bernabéu', mientras que la plantilla del Atleti se conjura para dar la gran sorpresa en Londres.
Para medirse a los rossoneri (el rojo representa el ardor propio y el negro el miedo ajeno, cuentan), Pellegrini recupera a Kaká, suplente contra el Valladolid por prescripción aeronáutica. Su reencuentro con el club que le abrió las puertas de Europa promete, porque el muchacho es agradecido y en Milán sigue siendo ídolo y cartel de Armani.
En todo este conjunto, Ronaldinho es una isla. Hace cuatro temporadas ganó el Balón de Oro, la Champions y rindió al Bernabéu (dos goles y ovación). Hoy, a los 29 años, parece más cerca del ocaso total que del regreso. Pero también su historia merece respeto.
El Atleti juega hoy Champions contra el Chelsea en Stamford Bridge. Una de esas citas por las que ha estado suspirando años, pero que ha logrado deslucir con un arranque de temporada tan triste que tiene a Abel y a Pitarch flirteando con el despido, a los jugadores bajo sospecha y a la masa social de uñas con los dueños. Casi nada.
En el asedio, Abel ha sufrido un impulso muy humano: fortificarse. En el entrenamiento de anoche en Londres probó con un centro del campo de músculo con Cléber Santana, Assunçao, Raúl García y sólo Simao como toque artístico. Sorprende que el sacrificado sea Jurado, muy por encima del portugués en lo que va de curso, pero la acumulación de medios puros parece lógica teniendo en cuenta que Ancelotti alineará a Essien, Deco, Lampard y Ballack. Un escándalo.
Más información en As.com