Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique no vio la celebración de Messi y se marchó directo al vestuario

En plena tormenta dentro del Barça por la supuesta mala relación entre Luis Enrique y Messi el técnico aplacó los ánimos con una goleada al Elche (5-0). Eso sí, su actitud fue muy fría y seria durante el partido, casi sin celebrar los goles. De hecho, en el tanto de penalti de Messi, en el último minuto antes de terminar el primer tiempo, el técnico no llegó ni a ver a celebración. Apenas el argentino materializó la pena máxima el técnico abandonó el campo por el túnel de vestuarios.