Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Promesa cumplida! Un fan de los Cubs vive junto a la tumba de su padre la victoria

Los Cubs,Chicagocuatro.com

El padre de Wayne Williams era fanático de Los Cubs. El equipo de béisbol de Chicago ha tardado 108 años en dar una alegría a su afición pero ha llegado. Wayne falleció en 1980 sin poder vivir el momento más mágico de los 'cachorros' pero su hijo le hizo una promesa: Si Los Cubs se juegan el título, lo viviría con él en su tumba. Mil kilómetros después desde Carolina del Norte, padre e hijo vivieron el definitivo partido en la nocturnidad y soledad del cementerio.

Los Cubs han conseguir terminar con la 'maldición de la cabra' y ganar el título de las Series Mundiales tras 108 años. Muchos aficionados no han podido vivirlo en vida y aquí nace la historia de Wayne Williams.
Este veterano de la Segunda Guerra mundial de la marina de Estados Unidos falleció en 1980 a los 53 años sin poder vivir el momento mágico de Los Cubs. Pero su hijo le prometió en su funeral que si su equipo de béisbol de Chicago llegaba a un séptimo partido con opciones de título lo viviría con él en el cementerio.
Y cumplió su promesa. Los Cubs consiguieron remontar en esta edición de las Series Mundiales un 3-1 ante los Indios de Cleveland y forzar el séptimo y definitivo encuentro. El hijo de Wayne no dudó en coger el coche desde Carolina del Norte y recorrer mil kilómetros para vivir el partido junto a la tumba de su padre en el funeral de Greenwood Forest de Indiana.
Padre e hijo Williams vivieron la histórica victoria de los cachorros en la soledad del cementerio pero con la tranquilidad de la promesa cumplida. Wayne allá donde esté seguro que lo está celebrando.
Los Cubs,Chicago