Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jorge Lorenzo, más líder

La carrera estadounidense de MotoGP se presentaba como un apasionante duelo entre españoles, pero al final se redujo a un monólogo del ganador. Con este nuevo triunfo, el piloto de Yamaha afianza sus opciones a un título que cada día se antoja como una realidad más palpable
Ni calculadora ni gaitas. Ganar en Laguna Seca era una cuestión de honor para Jorge Lorenzo y ayer lo consiguió, al tercer intento, cobrándose como principal víctima a Dani Pedrosa, que llegó a soñar con la victoria.
El panorama de la carrera se presentó ideal a las primeras de cambio. Pedrosa lideraba el grupo e intentaba una escapada temprana, mientras que Lorenzo se veía obligado a remontar una mala salida. Al apagarse la luz roja del semáforo, Dani, Stoner y hasta Spies superaban al mallorquín, pero en sólo seis vueltas ya era segundo con el catalán en el horizonte. Aquello resultó el momento de mayor tensión de la prueba, con el de Honda apretando por delante y con el de Yamaha esforzándose para que la diferencia no se ampliara.