Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inter de Milan, ganador de la Copa

Mourinho celebró el título de Copa cantando con sus jugadores el grito de la Champions
Mourinho levantó su primera copa de la temporada al derrotar al Roma en el estadio Olímpico con un gran gol del argentino Diego Milito. El portugués aspira ahora a conquistar con el Inter la liga de Italia y la Champions. El entrenador y sus jugadores celebraron el título al final del partido al grito de "Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid". Los futbolistas del Inter lo corearon como grito de guerra de la Champions, y el entrenador además, quizás, con otra segunda intención.
La final de la Copa la disputaron los dos equipos que aspiran también al scudetto, los mejores del curso en Italia. Pero ambos defraudaron sobre el campo. Fue un partido áspero y bronco en el que los mejores futbolistas, Milito y Balotelli por el Inter y Vucinic y Riise por el Roma, fueron cosidos a patadas. Cómo sería la cosa que hasta Totti se dejó llevar por la violencia. El exquisito jugador romano acabó expulsado por darle una patada por detrás, con alevosía, a Balotelli. Fue un gesto feo, producto de su impotencia para derribar el orden defensivo que Mourinho impone en sus equipos.