Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamilton gana entre el caos de los Red Bull

Hamilton gana el GP de Turquíacuatro.com
Resultó ser el día de las órdenes de equipo. Ésas prohibidas por reglamento y que obligan a las escuderías a utilizar mensajes en clave para gestionar la posición de sus pilotos. Y también la carrera en la que estalló en pedazos la paz social de Red Bull. Vettel cerró de manera inopinada a su compañero Webber cuando le adelantaba, se tocó con él a 300 km/h y tuvo que abandonar.
Enojadísimo, se bajó del coche y le dedicó el internacional gesto de si estaba loco a su compañero de equipo. McLaren se benefició del caos azul, Hamilton se llevó la victoria (no sin sudarla ante el ataque de Button) y Alonso salvó los muebles con un octavo puesto. Después de pasar con valentía y arrojo a Petrov tras cuarenta vueltas a su espalda. Lo curioso es que, en la imagen del día, intervinieron también las famosas tácticas de escudería.