Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola sacará toda la artillería pesada frente al Panathinaikos

Alinea a los ocho campeones del mundo más Messi
La temporada pasada acabó con una promesa por parte de Pep Guardiola, quien micrófono en mano en plena celebración del título de Liga le dijo lo siguiente a la enfervorizada grada del Camp Nou: "Estos jugadores saben que os deben una", en clara referencia a la Champions League que se esfumó tras caer en las semifinales contra el Inter de Mourinho.
Hace 72 horas, los jugadores del Barça contrajeron una nueva deuda con su gente de cara al estreno europeo de esta noche ante el Panathinaikos (20:45). Recuperar el juego que brilló por su ausencia ante el Hércules y que costó una dolorosa y sorprendente derrota por 0-2. Por tanto, el bautizo del Barça 2010-11 en la Champions supone el intento de saldar una doble deuda del equipo de cara a su afición.
La final de Londres queda muy lejos y, obviamente, no va a depender del resultado ante el campeón griego. Pero sí que la parroquia barcelonista anda muy mosca ante la imagen que dio su equipo contra el Hércules en el primer partido de Liga. La hoja de servicios del equipo invita a confiar en una rápida recuperación. Tan rápida, que no puede demorarse más allá del partido ante los helenos. De lo contrario, empezarán a aparecer las dudas y los nervios.
Ante el Hércules, Guardiola se guardó en el banquillo a cuatro campeones del mundo y dejó a Carles Puyol en la grada por precaución. En el primer partido de la máxima competición europea, todo apunta a que los experimentos serán los justos y que entrará en liza el 'equipo A', con el capitán Puyol liderando la zaga blaugrana junto al cosido Piqué. El resto, ya pueden imaginarlo: no faltarán los Xavi, Iniesta, Messi, Pedro y compañía. No pueden faltar.
Nikos Nioplias, entrenador del Panathinaikos, por su parte, sigue aferrándose a la idea de que "para salir bien del Camp Nou hay que rezar mucho". Eso y, quizás, aplicar la fórmula que tan bien le fue al Hércules el pasado sábado.
De puertas afuera, Pep Guardiola no tuvo ni una palabra de crítica hacia sus jugadores por la derrota ante el Hércules por 0-2. No obstante, en privado recriminó a la plantilla su falta de intensidad en ciertos momentos del partido. Les dijo que no se puede estar viviendo del pasado ni de los títulos conseguidos hasta la fecha. Según explican fuentes cercanas al vestuario, el mensaje caló y los jugadores están deseando borrar ante el Panathinaikos la pobre imagen que ofrecieron ante el equipo alicantino. La solución, esta noche.