Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola ordena no entrar en provocaciones con el Madrid

Si Mourinho ya hace semanas que juega su particular Clásico, para Guardiola éste no empieza, como pronto, hasta el próximo viernes. El técnico culé repetirá esta semana la estrategia del silencio. La consigna a su plantilla está clara: nada de entrar en provocaciones que lleguen desde Madrid. Para evitar tentaciones, además, ha ordenado a sus jugadores que cancelen actos promocionales o publicitarios, así como entrevistas individuales con los medios de comunicación.

Guardiola pretende blindar a su equipo antes del gran duelo ante el Madrid. Hoy atenderá a la prensa en la previa ante el Panathinaikos, pero, como ya ocurrió antes del partido frente al Almería, el técnico y el jugador que lo acompañe esquivarán cualquier pregunta relacionada con el Clásico. Pep también controlará el asunto mañana, tras el encuentro de Champions, donde se centrará en analizar lo que haya ocurrido ante el conjunto griego.
La plantilla gozará el jueves de un día de descanso y no será hasta el viernes cuando se empezará a vivir el Clásico, eso sí, desde la moderación. Tanto ese día, como el sábado y el domingo pasarán algunos jugadores por la sala de Prensa del club azulgrana, pero será el propio Guardiola quien se encargará de seleccionar a los que serán protagonistas ante los medios los medios de comunicación.
Buen conocedor del peculiar carácter de alguno de sus futbolistas, es probable que Pep Guardiola no deje que gente como Xavi, Piqué, Busquets o Alves -los más propensos a entrar al trapo de Mourinho y compañía- tengan un micrófono cerca.
Bojan empieza predicando con el ejemplo: "El 1-0 nos vale"
Ayer, el encargado de hablar con la prensa fue Bojan. El delantero fue preguntado una y otra vez por el Madrid, pero aseguró que "antes de ese partido tenemos otro muy importante en la Champions League". Tampoco quiso entrar al trapo de Cristiano Ronaldo, cuando éste emplazó al Barcelona a intentar ganar a los blancos por 8-0 el próximo lunes: "Es una cosa obvia que un 8-0 en un Clásico hay muy pocas posibilidades de que se dé. Nosotros ya nos conformaríamos con ganar por 1-0".Sobre los goles que anotó ante el Almería, dijo que "marcarlos fue toda una liberación para mí".