Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gordo o segundo premio

Da gusto llegar a Old Trafford con los deberes hechos pues cuando se sorteó el calendario el valencianismo se temía lo peor si había que jugarse la vida en Manchester. Pero los de Emery firmaron su clasificación y a este bombo llegan con la tranquilidad de saber que, o les toca el Gordo o se llevan el segundo premio, que sigue siendo un gran premio. Por eso, en la expedición no había nervios porque este partidazo es un premio y algo que recordar para la mayoría de futbolistas (y entrenador) que nunca antes se habían vestido de corto para actuar en el 'Teatro de los Sueños'.
En teoría, acabar líder supone una ventaja en los octavos y un espaldarazo moral y un subidón de prestigio. Para ello, les sirve ganar por cualquier marcador. El técnico debe volver a hacer equilibrismo entre los que se desgastaron en el Bernabéu, los sancionados en Liga (Albelda y Tino Costa) y los que deberán partirse la cara ante Osasuna. Por ello, parece que el ataque total con Aduriz y Soldado puede descansar, porque el vasco está apercibido de sanción y porque cuando los ches han visitado estadios exigentes el dibujo ha variado hacia lo defensivo.
Aunque el United siempre es el United, no asusta como antaño y es que ha ganado muchos partidos por la mínima y la duda es si no ha querido apretar el acelerador o va más apurado de lo esperado. Han basado su andadura en una seguridad defensiva envidiable y rentabilizar lo que lograran arriba Chicharito y Berbatov (aunque parece que hoy entrará Rooney), este último de una frialdad letal, capaz de pasar desapercibido y matarte en un zarpazo de calidad o de hacer cinco goles como si nada.
Igualado.
Para la moral de la tropa valencianista, cabe recordar que en Mestalla tuvieron al United contra las cuerdas, aunque acabaran pagando con una derrota el desinflarse en la recta final. Por el contrario, los problemas aparecen en la parte de la retaguardia, donde es duda César y baja David Navarro, el más apto para peleas como la de esta noche.
Pero Old Trafford obliga y hace falta tener poca sangre en las venas para no salir esta noche a un escenario así y no multiplicar tus prestaciones. Por eso se espera que, pese al frío intenso (se esperan -7 grados) el Valencia pelee de verdad el primer puesto y logre una victoria de calidad que le recuerde al continente que han vuelto para hacer cosas importantes.