Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Getafe se juega Europa sobre el hielo de Odense

El Getafe se la juega ante el OdenseCuatro
Las previsiones hablan de nieve y temperaturas bajo cero. Más parece un partido de hockey que de fútbol. Pero es tan importante la victoria que las condiciones climáticas no pueden ser rival. El Getafe (3 puntos) necesita ganar esta tarde al Odense (3 puntos), entonces se la jugaría en el último partido en el Coliseum frente al Young Boys (6 puntos), con el que perdió 2-0 en Berna y al que necesitaría ganar al menos por dos tantos de diferencia. Los suizos juegan hoy ante el Stuttgart, ya clasifi cados como primeros de grupo con 12 puntos. Si el Getafe pierde hoy, dependiendo de lo abultado de la derrota y del resultado del Young Boys- Stuttgart, podría quedar matemáticamente eliminado de la Europa League.
Sin ganar fuera. El Getafe aún no ha ganado fuera en esta Europa League, pero la victoria (1-3) el pasado sábado en Sevilla vence a todos los males. El equipo de Míchel llega en su mejor momento y el Odense no parece hacer temblar a nadie. No obstante, las confianzas que no se facturen en Barajas porque los daneses, tras las turbulencias que llevaron al cambio de entrenador y las guerras internas de vestuario, se han rehecho y han encadenado cinco triunfos en su liga, aunque vienen de perder 2-0 en la última jornada en campo del Brondby. Otro dato les hace fuertes en casa: el Odense, en sus últimos 12 partidos jugados en su estadio en competición europea sólo ha perdido uno. Míchel se ha llevado a todos, a los 21 disponibles de la primera plantilla más el portero del filial Jesús Álvarez. Lo más probable es que el técnico opte por un once continuista y jueguen de salida los que ganaron en el Sánchez Pizjuán. También es posible la entrada de Colunga por Miku en la delantera, o incluso que jueguen los dos. Lo que parece segura es la apuesta por el 4-4-2, que desde que lo utiliza Míchel ha cambiado la suerte. Para bien.