Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gasol comienza un plan personalizado que evitará futuras lesiones

La nueva lesión de Pau Gasol valorada por Phil Jackson como "un desgarro muscular insignificante que será evaluado día por día" preocupa, y mucho, a Los Angeles Lakers.
Dos lesiones musculares en los isquiotibiales del ala-pívot español en poco más de dos meses (una en cada pierna) alertan de la condición física en la que se encuentra. Todavía no hay un plazo fijo para su reaparición (puede oscilar entre los diez y doce días), pero sí hay ya un plan.
Jackson se ha reunido con su equipo de preparadores y la conclusión es vigilar o controlar algunos aspectos en el régimen diario de Gasol. La dieta del jugador y sus métodos de pesas se programarán especialmente por Alex McKechnie, preparador físico de los Lakers.
Con estas pautas se pretende reequilibrar la potencia de Pau, que parece generar más vatios en el tren superior, es decir, se trata de potenciar al máximo las piernas para compensar y evitar más problemas musculares.