Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

GP de Abu Dhabi: 14º puesto para Alonso y pasada de órdago a Kobayashi

Fernando AlonsoCUATRO
La emoción embargó el box de la escudería gala en una carrera en la que el asturiano poco pudo hacer con su R29, salvo adelantar espectacularmente al brillante Kobayashi para congraciarse con los suyos
Por Piero, Remy, Simona o Paola, los hombres y mujeres junto a los que se proclamó campeón, su familia de Renault en los circuitos, Fernando Alonso se lanzó a por el prometedor Kobayashi (sexto final) y le pegó una pasada de órdago por el interior. Iba más ligero respecto al cargado Toyota, y entró poco después a repostar, pero lo hizo por rabia, por casta y como último detalle de clase en la escudería de sus amores. El cisne lanzó su último gorjeo antes de morir como estrella del equipo francés y renacer como cavallino alado en Ferrari. El resultado fue lo de menos, terminó 14º después de quedarse 18º en la primera vuelta tras una mala salida y un tumultuoso duelo con Fisichella.
Y finalizó noveno en el Mundial (su peor resultado desde Minardi) con el octavo coche en constructores. Según las matemáticas, tendría que haber finalizado el campeonato 15º. Incluso con esta penuria mecánica, sin su error en la calificación de Nurburgring y los fallos del equipo en China, Valencia, Hungría y Bélgica se habría metido quinto y primero de los coches que no disputaron el título. Antes de la carrera, Alonso se hizo una foto con la escudería en pleno, que le hizo este pequeño homenaje. Después de la misma, el español se despidió uno por uno de todos ellos. Como la vida es circular a la fiesta se sumó uno de los apoyos en la sombra del asturiano, el rey Juan Carlos.