Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forlán podría vestir de blanco a principios de año

Increíble pero cierto. Es un secreto a voces que en los despachos del Calderón se vería de muy buena gana el traspaso de Diego Forlán por una cantidad razonable de dinero. El uruguayo no está realizando su mejor temporada, y con sus 32 años, parece que el relevo generacional es inminente, con el Kun Agüero en su mejor momento y un Diego Costa que viene pisando fuerte. Pero lo más asombroso de la noticia es que el interés por el jugador viene del eterno rival: el Real Madrid. Al parecer, Florentino estaría dispuesto a pagar hasta 18 millones de euros por contar en la plantilla con el candidato al balón de oro.
Y es que Forlán no está disfrutando de demasiados minutos en el atleti, y probablemente lo que necesite es un poco de confianza, y sentirse valorado otra vez, aunque se requerirían sus servicios para tener un suplente de garantías en el banquillo blanco. Y qué suplente. Con Benzema en pleno letargo, podría llegar a ser el segundo delantero de la plantilla, detrás de El Pipita Higuaín. Y todo esto sin moverse de la ciudad, cobrando más y en uno de los mejores equipos del mundo. La manzana de la tentación podría ser muy jugosa para el delantero atlético.
Mourinho lo vería bien
Para Mou el fichaje del delantero sería una gran noticia. Se sabe que le hubiera gustado tener otro delantero de garantías en la plantilla, y la edad, como demostró apostando en el Inter por Diego Milito como delantero titular, no sería un incoveniente. Un 9 como Forlán, que el año pasado fue bota de oro, sería una aportación sin duda positiva al equipo.
A principios de año descubriremos si todo se queda en humo o si por el contrario se formaliza el acuerdo en lo que muchos ven un nuevo "caso Figo".