Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Florentino se fija en Ozil y Müller, y Mou en Schweinsteiger

Admirados con los alemanes
El excepcional papel que está desempeñando la selección alemana en Sudáfrica no ha pasado inadvertido en la planta noble del Bernabéu. Florentino Pérez, que siempre fue del gusto de jugadores con mucho impacto mediático, se ha fijado sobre todo en la explosión de Ozil y en la llamativa irrupción de Müller. El primero es un jugador que garantiza espectáculo y para el presidente sería como un nuevo Kaká (pero en bueno). Del segundo gusta su juventud y su poderío goleador a pesar de llevar tan poco tiempo en la élite.
Mourinho, por su parte, está encantado con el Mundial que está haciendo Schweinsteiger. Este todo terreno de sube y baja es justo el futbolista que ansía para completar su soñado centro del campo en la llamada posición box to box (centrocampista de ida y vuelta).