Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exhibición de la Selección Española en Estados Unidos

El equipo de Del Bosque humilló al conjunto norteamericano tras vencer por 0-4 con el fútbol que ha enamorado a todos los aficionados y que le convirtiera en campeón de Europa y del Mundo.
España comenzó el partido poniendo las cosas en su sitio. Los primeros diez minutos dejaron claro que cuando La Roja (hoy de blanco) toca el balón, sólo queda disfrutar.
Las dudas que sembrara la Selección en los pasados encuentros amistosos, se han disipado hoy frente al conjunto norteamericano.
La lección de fútbol de los Campeones del Mundo. En el minuto 12, Negredo estrelló un balón en el palo tras una preciosa vaselina en el primer aviso claro.
Pero hasta el minuto 27 la Selección no abrió la lata. Tras una jugada perfecta, Santi Carzorla remató a la escuadra un pase de la muerte de Silva, que junto a Villa, estaba volviendo loca a la defensa de Estados Unidos.
El conjunto español siempre se sintió muy cómodo en el terreno de juego. El monólogo era total, pero los hombres de Del Bosque querían ratificar la superioridad con goles.
Y apenas 4 minutos después del gol de Cazorla, Xabi Alonso puso un balón de oro a Negredo, que demostró por qué tiene sitio en la Selección entre delanteros de tanta calidad. El 2-0 confirmaba el espectáculo que ofrecería España durante los 90 minutos.
El fútbol de España era un espectáculo. Y parecía que la temporada no pesaba en los jugadores, porque el hambre de gol no cesó.
Cazorla convirtió el tercero de la Selección en el 40 para confirmar la paliza antes del descanso.
En la segunda mitad, continuó el dominio español. Del Bosque introdujo cambios, pero la idea de fútbol era la misma.
Borja Valero demostró que es una excelente alternativa a Xavi Hernández, y puso un balón de lujo para Fernando Torres para hacer el cuarto en el 73, demostrando que sigue teniendo gol, pese a la sequía de los últimos meses.
Con la victoria, España demuestra que no quiso perder su prestigio y categoría. La actitud fue fantástica y los chicos de la Roja han dejado una muy buena sensación a los españoles.