Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrenamos estrella de campeones en México

La Roja estrena estrella en el Azteca con medio equipo en chanclas.
Casillas y Del Bosque reconocieron el carácter excepcional del partido ante México, justo un mes después de ganar el Mundial. Los dos advirtieron que para la mayoría de los campeones de Sudáfrica el envite en el Azteca llega a destiempo, pero ambos manifestaron su voluntad de sacarlo adelante "de la mejor manera posible". "No hemos venido a pasear, sino a tratar de ganar. Pero todos sabemos que algunos jugadores no se han entrenado ni un minuto todavía, y que eso se va a notar", puntualizó el capitán.
A Del Bosque le hubiera gustado llegar a un escenario mítico, en el que Pelé se proclamó campeón del Mundo en 1970 y Maradona en 1986, en mejores condiciones, y le tiró un dardo a Guardiola y a Zubi: "Podrían haber acortado las vacaciones de los mundialistas unos días, como han hecho los demás. Si ellos hubieran estado en mi lugar habrían hecho la misma lista que yo, pero si yo hubiera estado en el suyo habría convocado a los internacionales unos días antes". Y es que Del Bosque no podrá contar con los jugadores del Barça más que lo justo.
El seleccionador reconoció que no podría formar una idea de equipo hasta después del entrenamiento de ayer, que en España fue de madrugada, y tan sólo manifestó su firme voluntad de "darle más minutos a los que más tiempo llevan entrenándose con sus clubes. Para ellos será una etapa más en su pretemporada y para los otros (los del Barcelona) su primer entrenamiento". Ateniéndonos a esta única pista, en el once más probable estarían de inicio jugadores como Bruno (que debutaría con España), Cazorla y Monreal, los tres no mundialistas, y otros que sí que estuvieron en Sudáfrica pero que jugaron poco, como Arbeloa, Cesc, Mata y Llorente. El único jugador del Barcelona que aparecería en el once titular sería Puyol, pero porque se ha entrenado por su cuenta en vacaciones y parece en mejores condiciones, Valdés aparte, que sus compañeros de equipo (Piqué, Xavi, Pedro y Villa) que entrarían a lo largo del partido, un ratito cada uno.
Mientras, México no tiene tantos problemas. Ha iniciado la competición y sus jugadores están más rodados. Ven la ocasión "de abollarle la corona a España", como dijo Juárez, y de cambiar su imagen con un estadio Azteca que estará rozando el lleno, con 80.000 espectadores que no tendrán en cuenta que los mundialistas españoles se quitaron las chanclas para subir al avión que los trajo hasta aquí. El peso de la púrpura cae a plomo sobre España en México.