Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La espectacular gesta de Elena Congost: medalla de oro en maratón… sin su guía

Elena Congost, Juegos Paralímpicos, Maratoncuatro.com

Era su primera vez en un maratón femenino y lo tuvo que realizar en solitario. Elena Congost ha hecho historia en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 al colgarse la medalla de oro y hacerlo sin la ayuda de su guía. Su compañero de carrera no pudo participar por enfermedad pero esto no fue obstáculo para que la atleta, con enfermedad ocular, decidiese correr en solitario y llevarse el triunfo en la maratón (categoría T12, discapacidad visual).

Congost firmó la carrera perfecta... sin gúia. Desde el principio salió con un ritmo muy fuerte, con el que abrió rápidamente brecha con sus rivales, mientras que Carmen Paredes aguantaba entre las mejores, antes de desfondarse y tener que dejar la prueba.
El paso de los kilómetros fue reafirmando el poderío de la catalana, que al paso por la mitad de la prueba ya sacaba más de dos minutos a su más directa rival en ese momento, la brasileña Edneusa de Jesús Santos. La española no se vino abajo, suelta en su marcha, fue aumentando su distancia y pasado el kilómetro 30 ya superaba los cuatro minutos.
Ni el cansancio, y ni el calor ni la humedad reinante, pudieron con una Congost que pudo saborear su gran triunfo con un tiempo de 3:01.43, con más de cinco minutos de ventaja sobre la plata, la japonesa Misato Michishita.
La atleta española ha asegurado que "me siento destrozada y muy feliz, con ganas de abrazar a los míos y a mi pareja y entrenador. Pasas momentos de duda, de decir no puedo, otros en los que te dicen que vas escapada, es un cúmulo de cansancio, dolores y emociones, de todo".