Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EE.UU. nos despierta del sueño

España fue incapaz de derribar el muro estadounidense
Se acabó el sueño de "La Roja" y todo el país. España, que llevaba sin perder un partido desde noviembre de 2006 (0-1 ante Rumanía) ha caído derrotada esta noche en las semifinales de la Copa Confederaciones que se está disputando en Sudáfrica. España nunca encontró su juego -aunque sí dominó la mayor parte del partido-, y se encontró con un equipo, el estadounidense, que muy bien plantado sobre el terreno de juego supo aprovechar perfectamente dos clamorosos errores de los laterales españoles.
En el minuto 26, el defensa del Villarreal Joan Capdevilla se confió en exceso ante su compañero de equipo Altidore, que le "robó la cartera" y fusiló a Casillas. Pero España es la vigente campeona de Europa y la mejor selección, no sólo del momento, sino de la historia -tras sus registros en partidos sin perder y victorias consecutivas- y todo el país confiaba en la remontada.
El mazazo llegó en el minuto 74: una cadena de errores de la defensa roja, "culimada" con la garrafal parsimonia de Sergio Ramos al despejar el balón en el área pequeña hizo que un muy espabilado Dempsey pusiera la decepción en los nuestros y la alegría -e, incluso, incredulidad- en el equipo norteamericano.
Así, España jugará ahora por el tercer y cuarto puesto, y no podremos disfrutar del partido más esperado por la afición: una final España-Brasil