Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego López: "Mi objetivo fue defender con pasión los valores del mejor club del mundo"

Diego Lópezcuatro.com

Diego López ya se entrena con los colores de su nuevo equipo, pero ha querido mandar una carta a todo el madridismo a través de la página web del club blanco. En ella, el gallego da las gracias a por haber tenido la oportunidad de volver a jugar en el club de su corazón y asegura que su único objetivo "fue defender con pasión los valores del mejor club del mundo".

Este es el texto íntegro de la carta que Diego López envía al madridismo:
Hace 32 años nací en un pequeño pueblo de la provincia de Lugo, Paradela. Soñaba con ser futbolista, pero lo que nunca llegué a imaginar fue que llegaría a jugar en el club de mi corazón, el Real Madrid. Es algo de lo que me sentiré eternamente orgulloso. Por eso tengo que dar las gracias al club y a su presidente, Florentino Pérez, por haberme dado otra oportunidad de defender este escudo.

Para un canterano volver al club de su vida es lo más grande.

Gracias a dos geniales entrenadores (José Mourinho y Carlo Ancelotti) y a sus respectivos cuerpos técnicos por su confianza, por todo lo que he aprendido de ellos; por darme la opción de competir, que es la esencia del deporte.

Gracias a todos mis compañeros, fisioterapeutas, doctores, utileros y empleados del club. Ha sido un privilegio poder compartir con todos vosotros momentos de gran felicidad; gracias por haberme tratado con tanto cariño. A todos os deseo lo mejor.

Y por supuesto, todo mi agradecimiento al madridismo, esa gran familia repartida por todo el mundo. Gracias por vuestra acogida y por toda vuestra fuerza durante este tiempo: os llevaré en el corazón para siempre.

Me voy feliz por haber dado todo de mí.

Por todo esto puedo decir orgulloso que cada minuto en el Real Madrid fue un regalo del cielo.

¡Hasta el final, vamos Real!

De un madridista.

Diego López